Terapia cráneo-sacral

La terapia cráneo-sacral está basada en la «escucha» del movimiento rítmico del líquido que protege el sistema nervioso central y la sutil manipulación de ese pulso.

La respiración y los latidos del corazón no son los únicos movimientos rítmicos de nuestro cuerpo.

Existe un latido más profundo e íntimo: la lenta circulación del líquido cefalorraquídeo que recubre el cerebro y la médula espinal, dentro de la frágil bolsa formada por las meninges. 

Aplicamos una leve presión con las manos, poniendo en funcionamiento los procesos naturales de curación del cuerpo.

Sus beneficios tanto en niños como en adultos van desde: 

Disfunciones congénitas, Lesiones del sistema nervioso, problemas de ATM, migrañas, así como hernias de disco, escoliosis, etc…

Mención especial al trabajo cráneo-sacral pediátrico donde tratamos problemas tan habituales como cólico del lactante, trastornos de la succión y respiración en bebés, problemas de aprendizaje, crisis de epilepsia, paralisis, déficits sensitivos, retraso en el desarrollo, asma, etc…

× ¿Cómo puedo ayudarte?